« Sólo un par de segundos | Main | La prensa que viene »

[Artículo para Ateneaglam, número Mayo ]

Lo he estado pensado y tengo algo que decirte: Harry Potter es subversivo.

Ahora es cuando tú me dices, ¿Subversivo?, ¿de qué vas, tarado?, pero si son Los Cinco con varita mágica, si eso tiene menos sustancia que la caca prefabricada que venden para el desayuno, bajo la etiqueta de cien por cien fibra, ¿has vuelto a comer casitas de pitufo? Anda ya.

Insisto, Harry Potter es subversivo.

Los políticos que muestra, o son cretinos que no se enteran de lo que se cuece o son cretinos con muy malas intenciones. ¿Alguien había sintetizado tan bien la política alguna vez? Ese Malfoy padre, tsk, tsk. Es interesante observar cómo abusa de su posición, y cómo su retoño ya apunta maneras de tiranillo, igualito que papá. Sólo falta que haya petróleo por medio para que la metáfora coja un poco más de sustancia. A las sociedades basadas en elites esto les tiene que hacer una gracia indescriptible.

El tema de los sangre sucia, el pensamiento que algunas clases pudientes practican cuando se trata de decidir quién merece y quién no el acceso a según qué privilegios, tiene varias lecturas, una clara metáfora del racismo, sea de raza o clase. Curioso que Voldemort, que es el que más se ceba con el asunto, sea sangre sucia. ¿No recuerda a cierto dictadorcillo que puso a Europa de rodillas y del que se rumoreaba que tenía sangre de la misma raza que casi borra de la faz de la tierra?

Los profesores, figuras de autoridad del mundo infantil, mienten, ocultan información y, en ocasiones, pueden ser los villanos, o tener conexiones con el mal que nuestros protagonistas tratan de combatir. Resulta que la mayoría de veces nuestros jóvenes héroes resuelven los problemas que surgen empleando distintas estrategias que tienen un factor común: Desobediencia.

La manipulación mediática también está presente en la obra. Así pues ese Syrius Black, demonizado hasta el hastío, resulta ser un tipo bastante superior a la media y el profesor vendido como lo más de lo más en magia resulta ser un auténtico fraude, tomen nota de esto último los fans de la pseudofilosofía trasnochada para lectores de Cosmopolitan con la que Paulo Coehlo malgasta restos de árbol muerto. El Consejo de Magia pidiéndole a Harry que se muestre favorable a su política, errónea a todas luces, para ganar aprobación popular, aprovechando que él es, a su manera, una figura pública, no tiene precio. Me recuerda a ciertos artistas hablando a favor de monopolios culturales. Al menos nos queda el consuelo de que Harry dice no.

La figura de los Dementores es de lo más interesante. Unos tipos que, con la excusa de mantener la paz y el orden, abusan de su poder, torturan prisioneros inocentes y también inocentes a secas, en fin, ¿a alguien le suena de algo? ¿No? ¿En qué planeta has vivido los últimos tres años? Que sepas que mis fuentes me confirman que en Guantánamo han encargado seis Dementores para las navidades que viene. Con capucha y todo.

Las leyes y reglas suelen aparecer en la obra como algo que limita las acciones de los personajes benévolos y que permite a los malvados escudarse tras ellas y hacer su voluntad. No obstante siempre hay una forma de esquivarlas, de hacer trampa, como Harry hace para liberar al simpático bicho, esclavo de Malfoy, en la segunda entrega de la saga. Usar la voz del poder contra el poder siempre ha sido una de las máximas de la subversión.

Está claro que la prosa no es para tirar cohetes, pero vale la pena darle una oportunidad al pequeño cuatro ojos porque, bajo todo ese entretenimiento, hay un mensaje que se enciende como una luz roja que es imposible no ver, salvo que seas muy corto de vista y necesites que te señalen todas las cosas. El mensaje dice: Desconfía de la autoridad.

TrackBack

TrackBack URL for this entry:
https://www.tormentasenlamente.org/mt/mt-tb.cgi/64

Comments

No lo he podido evitar, ya me conoces, he copiado este texto en mi blog con su correspondiente URL y todo.
Había pensado en profundizar un poco más allá de los 3699 caracteres (porq tu lo vales :P) y llevo un par de días dándole vueltas a este tema y a un par mas.
Así que ya sabes, en ello estoy, esto sólo es un aviso de lo que haré MUAHAHAHAHA
Tiembla.
Cuidado con las pelusas, son enormes.
Un beso

Post a comment

(If you haven't left a comment here before, you may need to be approved by the site owner before your comment will appear. Until then, it won't appear on the entry. Thanks for waiting.)