« Septiembre 2006 | Main | Noviembre 2006 »

23 de Octubre 2006

Los Diez Mandamientos [Cacophony Society Valencia]

Muchas personas no entendieron nuestras actividades durante la visita del Papa.

El departamento de Marketing de la Cacophony Society Valencia, como gesto de buena voluntad, ofrece a la Iglesia unas ideas de renovación de forma totalmente gratuita, exenta de pago u agradecimiento alguno, en concepto de compensación por las subidas de tensión que nuestra gente pudo causarles durante las citadas fechas.

Pensamos que unos ligeros retoques en los mandamientos, ajustándolos a la realidad práctica del día a día, los haría más atractivos para el público en general, así que esta es nuestra propuesta:

1- Amarás a Dios sobre todas las cosas. En caso de ausencia divina, amarás al Papa, al Presidente, al Jefe de tu empresa, al director de la Universidad, al de la Escuela, al Cabeza de Familia o a cualquier otra figura de autoridad dispuesta a decirte cómo has de vivir tu vida. Amarlos a todos a la vez es una meta deseable y no constituye ningún tipo de promiscuidad.

2- No tomarás el nombre de Dios en vano. Así que nada de conseguir ventajas fiscales en su nombre, ni de utilizar sus enseñanzas para manipular a las personas, ni para declarar guerras a otras religiones y creencias. Para eso ya estamos nosotros. Déjaselo a los profesionales.

3- Santificarás las fiestas. Y qué mejor forma de santificar el sagrado día de descanso que acudiendo a nuestras sedes a dejarse unos dineritos en el cepillo. Las sotanas de hilo de oro son caras y financiar esta estructura de poder consume muchísimos recursos, así que no seas perrete y sacrifica tu día libre para conseguir unos excedentes económicos que tendremos a bien administrar, siempre pensando en el bien común. Si no lo haces nos veremos obligados a pagarlo todo de nuestro bolsillo y Dios se enfadará contigo.

4- Honrarás a tu padre y a tu madre. Y al Papa, y al Jefe de tu empresa, al director de la Universidad, al de la Escuela, y a cualquier otra figura de autoridad dispuesta a decirte cómo has de vivir tu vida. Básicamente es como el primer mandamiento, sólo que insistimos en ello para que no te rebotes y no te de por desobedecer. Todo esto es por el bien de tu alma, para que no te nos vuelvas librepensador de esos y termines ardiendo en el infierno rodeado de libertinos y mujeres de mal vivir.

5- No Matarás. A no ser que las victimas tengan petróleo y tierras que tú quieres. Para la gloria de Dios, claro. Si son de otra religión es más sencillo. Sólo tienes que ir a su casa a tirarles bombas hasta que se mosqueen y entonces, cuando contraataquen, los matas alegando defensa propia. Este mandamiento es especialmente importante si eres el presidente ultracristiano de una nación con muchos misiles a punto de caducar. Agotar existencias y reciclar es del agrado del Señor.

6- No cometerás actos impuros. Si no sabes que es un acto impuro pregúntanos a nosotros. No tenemos vida sexual pero estaremos encantados de decirte cómo has de vivir la tuya. En caso de caer en la tentación intenta que nadie se entere. Sobre esto último también podemos aconsejarte. La iglesia sabe mucho de todo, no lo olvides.

7- No robarás. Redirigirás el capital. Auparás y serás aupado por otros miembros de tu Comunidad Religiosa hasta posiciones desde las cuales podrás intervenir en el fluir del capital para encauzarlo a tu favor. No olvides los donativos o Dios se enfadará contigo.

8- No dirás falso testimonio ni mentirás. Conseguirás, utilizando todos los medios a tu alcance, o simplemente los medios, que tu versión de los hechos sea la verdad oficial. Teniendo eso no necesitas mentir. En caso de no tener esto a tu disposición ni amigos en la COPE, di que el diablo te obligó a decir mentiras, que fue un mal momento, que estabas nervioso y que no sabías que ella era menor. La gente suele creerse esas cosas, sobre todo si las decimos nosotros.

9- No consentirás pensamientos ni deseos impuros. Insistimos en lo dicho en el punto sexto. Si no sabes diferenciar entre puro e impuro, nosotros te asesoraremos. Pese a estar totalmente excluidos de la vida real en cuestiones sexuales y tener miembros que reprimen sus tendencias, nos sabemos en posición de aconsejarte y decirte cómo has de llevar estos asuntos. Cuéntanoslo todo. No es que nos guste escuchar guarradas, es que queremos salvar tu alma.

10- No codiciarás los bienes ajenos. A no ser que, como en el quinto mandamiento, los bienes ajenos estén en manos de esos cochinos infieles que no se dejan imponer la democracia y se resisten a reconocernos como los únicos poseedores de la verdad, no sólo en cuestión religiosa, también en cuestiones éticas, morales, sociales y económicas. Amén a todo.

Hemos intentado respetar la esencia original de los mandamientos. Para ello nuestro departamento de Sociología en colaboración con el de Historia ha tratado de matizar los significados no explícitos de la antigua versión de los mandamientos. Sabemos que agradarán a más de un creyente porque descubrirá con regocijo que son, sin duda alguna, totalmente acordes a la práctica diaria que, a nivel global, podemos observar.

Sin embargo, antes de concluir, hemos de avisar a los dirigentes eclesiásticos de que hemos encontrado un error garrafal en la Biblia con respecto a los mandamientos y que consideramos importantísimo corregir. Sabemos que juegan con la ventaja de que casi ningún católico la ha leído, pero, siempre mirando por su bienestar, les avisamos de ello para que puedan corregirlo y eliminarlo de la historia como han hecho con otro montón de cosas que iban contra sus intereses.

Resulta que, según podemos encontrar en �?xodo 34:14-28, los diez mandamientos que Dios da a Moisés, es decir los que �?L en persona escribe, no lo que Moisés dice que Dios le dijo, son:

1-No te postrarás delante de ningún otro dios.
2-No te fabricarás dioses de metal fundido.
3-Observarás la fiesta de los Ácimos.
4-Durante seis días trabajarás, pero el séptimo día deberás descansar.
5-Celebrarás también la fiesta de las Semanas, la de los primeros frutos de la cosecha del trigo; y además, la fiesta de la Recolección, al término del año.
6- Tres veces al año todos los varones se presentarán delante del Señor, el Dios de Israel.
7-No ofrecerás nada fermentado junto con la sangre de la víctima sacrificada en mi honor.
8-No quedará para el día siguiente la víctima inmolada en la fiesta de la Pascua.
9-Llevarás a la casa del Señor, tu Dios, lo mejor de los primeros frutos de tu suelo.
10-No harás cocer un cabrito en la leche de su madre.

Pensamos que conocer este detalle podría poner a pensar a algunas personas y consideramos perjudicial eso para el chollo que tienen montado, así que por favor, cámbienlo lo antes que puedan.

Sin más que añadir se despide respetuosamente,

El Departamento de Renovaciones Religiosas y Marketing de la Cacophony Society Valencia.

16 de Octubre 2006

Nómada

Ella apoya las dos manos sobre su mesa y él levanta la vista para mirarla.

Sonríe con cara de ir a decir algo divertido, ladeando un poco la cabeza, una ceja levantada.
Entreabre los labios un momento y los deja así antes de hablar.
Siempre es guapa, pero en ese momento es también bonita.

Como si estuviese a punto de confesar alguna trastada de la que se siente orgullosa.
Picardía de patio de colegio.

Si me dices en qué estás pensando te invito a la siguiente copa. Lo dice balanceando la cabeza; como cuando estás pensando qué precio ponerle a algo.

El segundo mejor tipo de camarera que puedes encontrar, piensa, es ese que invita a copas.

Escitas, dice él. Pensaba en eso.

Ella deja escapar un poco de aire por la nariz mientras sacude la cabeza. Levanta las cejas y dibuja una risa muda durante unos segundos, luego se dobla un poco hacia atrás y le observa frunciendo el ceño, brazos en jarras. Todos sus gestos tienen un algo de broma infantil. A él le gusta que haga eso. Ella lo sabe.

Vaya, dice, eso es ser directo, Señor Mepasolatardeaquíescribiendoybebiendo. Esperaba unos cuántos días más de preámbulos, quizá alguna insinuación para ir al cine, pero no una confesión tan directa. Menos mal que no me he puesto minifalda. Vaya con la testosterona.

Ella es sarcástica hasta la médula.
�?l también.
Por eso viene aquí a escribir. Por la compañía.

No, no, dice él riéndose mientras levanta las manos, he dicho escitas, no excitas; pensaba en los escitas, no en que tú seas o no excitante. Una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Ella pega un vistazo al local.
En estos momentos es el único cliente, así que retira un taburete y se sienta frente a él.
Bueno, pues cuéntame eso lo de los escitas.

Verás, dice él, los escitas eran unos tipos que durante casi treinta años dominaron lo que ahora llamamos Asia.
Ella parpadea dos veces y encoge los labios. Después apoya sus codos en la mesa y clava su mirada en él.

Intenta no pensar en lo guapa que está así.

Bueno, lo gracioso de esos tipos, lo que los hacía tan difíciles de combatir era que, simplemente, no estaban en ningún sitio.

Ella pone la misma cara que pondría si le contase que anoche vio una nave espacial con dos avestruces pilotándola. O algo igual de inverosímil.

Quiero decir, los tipos existían, claro, pero no tenían una base fija. Iban a caballo antes de que se pusiera de moda. Ni siquiera se molestaban en ir dejando destacamentos en las tierras que iban conquistando. Simplemente sabías que estaban ahí y que en cualquier momento, pumba, los tenías encima.

Eso pasa con algunos clientes también, dice ella. Menos mal que tengo el sifón para defenderme.

Los dos se ríen.

El caso es que en aquella época casi todo el mundo estaba ya en algún sitio fijo, sigue él, y aquellos tipos eran nómadas, y contra lo que pueda parecer, aquello les daba una ventaja increíble.
Incluso algunos enemigos que podrían haberles derrotado evitaban el combate con ellos.

¿Por qué?, pregunta ella.

Bueno, dice, supongo que preferían atacar enemigos asentados, ya sabes, que tuviesen territorios e infraestructuras contra las que poder cargar. Es complicado luchar contra un enemigo que no está en ninguna parte, de hecho los escitas, pese a ser virtualmente dueños de toda esa zona, pasaban bastante del tema. Se dedicaban a moverse libremente, se aprovechaban de los recursos del lugar donde estuvieran en ese momento y luego se movían a otro sitio. Era complicado combatirles porque, si lo piensas bien, la mayoría de guerras se centraban en arrebatar o destruir las posesiones al enemigo, y esta gente lo tenía montado de una forma distinta, por no decir que no lo tenía montado, así que la guerra convencional era difícil contra ellos. Dejando de lado que eran más brutos que hechos de encargo, claro. Además, si querías zurrarte con ellos tenías que esperar a que te encontrasen, lo cual te hacía estar a la defensiva. Ellos siempre estaban a la ofensiva porque no tenían nada que defender salvo su pellejo. Hasta que no atacaban no sabías nada de la naturaleza de su ataque ni de sus objetivos y, si se lo veían muy mal, podían pasar por delante y tú no te dabas ni cuenta. Eso, aunque hoy nos cueste concebirlo, parecía darles una ventaja bastante grande.

Sí que suena raro, sí.

Si te fijas bien, en esencia, la cosa se basa en que no se les podía hacer daño estructural o económico porque no estaban constituidos en ese sentido.

¿Y qué hacías pensando en eso?, eres la hostia de raro. Quiero decir, que eres muy majo, y molas y todo eso, pero eres muy raro.

Pues la verdad es que no sé si decirte por qué estaba pensando en eso, no sea que me veas más raro todavía y no me quieras dar de beber. Tengo sed, ¿Sabes?

Y se coge el cuello con las dos manos sacando la lengua, como si se ahogase.
Ella se ríe arrugando la nariz y le golpea en el hombro llamándole idiota.

En serio, me pica la curiosidad, ¿por qué pensabas en eso?

Bueno, estaba pensando en eso porque me gusta la Historia, es decir, no me gustan las fechas y la cronología y todo el rollo, pero sí me gusta la Historia como almacén de ejemplos. Creo mucho en la memoria. Siempre digo que no tener memoria es lo que permite que te la claven varias veces por el mismo sitio. Esta táctica de los escitas, su esencia, el rollo descentralizado, se ha utilizado en resistencias, ¿sabes?, para defenderse, para causas justas, pero también se ha utilizado para atacar, para oprimir, para dispersar el poder e impedir que sea atacado en ningún punto estable.

Ella ladea la cabeza y encoge un poco los ojos. Sonríe de medio lado.

Pasa mucho en la Historia, sigue él, alguien establece algún tipo de táctica y luego el poder la convierte en estrategia. Termina sirviendo para lo contrario. Son cosas que se pueden usar en un sentido u otro, supongo que no hay casi nada bueno o malo, es una cuestión de uso. Estaba pensando en las herramientas que tenemos, eso es todo.

Ella le mira un momento. No hay gesto infantil. No está sonriendo. No está siendo más guapa de lo que es como suele hacer casi todo el tiempo. Tan sólo le está observando, en silencio.
�?l se siente un poco extraño bajo su mirada. No sabe si le gusta sentirse así.

Hoy, dice ella, saldré a las diez. Tráete alguna peli, cenamos en casa y me cuentas más cosas de esas. Si se nos hace muy tarde te quedas a dormir, pero mañana me acompañas al banco temprano, así no me aburro ¿Te parece?

Vale.

Sonríe, se levanta y camina hacia la barra.
Se queda mirándola mientras le pone la copa.
Le cae bien.

El mejor tipo de camarera que puedes encontrar, piensa, es ese que te invita a su casa a cenar, a ver pelis, charlar y quedarte a dormir.

Así que esta noche toca ser nómada, piensa.
Como los jodidos escitas.

15 de Octubre 2006

Sexo duro y sincero

Atentos a la descripción:

�??Película tan especial como valiente para aquellos a los que les gusta el sexo duro y sincero�?�

Vale.

Vas a dar de alta una película X y la coges bocabajo. En vez de mirar las fotos, que es lo normal, te da por leer el texto de la contraportada.

Cuando, desconcertado por su contenido, miras las fotos el mundo ya ha dejado de tener sentido.
�??sexo duro y sincero�?�
Claro.

Estamos hablando de una película titulada El Follagallinas, por el amor de Dios, ¿Qué me estás contando?

Estas cosas me hacen pensar que el Apocalipsis está, como mínimo, a la vuelta de la esquina tomándose un café.

Lo de �??sexo duro�?� lo entiendo. No por el tipo de la portada, que parece un cantante flamenco de baja difusión en gasolineras, sino porque debe ser duro, la hostia de duro, perseguir gallinas por el corral.

No sé qué pensará el koala de todo esto, pero es fácil que se pronuncie al respecto en cualquier momento.

Si hacemos caso a la explicación de la contraportada, que es cerrada con la descripción que puse al principio, la persecución no se da sólo en un corral, sino en varios corrales distribuidos a lo largo y ancho de toda la geografía de Brasil.

Y, además, en ciclomotor.
Ahí es nada.

Lo de �??sincero�?� es lo que no termino de pillar.
¿Cómo se le dice a una gallina que es sólo sexo?
¿Acaso se refiere a la sinceridad del sentimiento que despiertan sus plumas?

Lo de �??valiente�?� voy a dejarlo correr.

He de confesar que películas así me superan intelectualmente,

El Follagallinas.

Las tortillas nunca volverán a ser lo mismo después de esto.
Sigh.