« Pum | Main | Alpargata »

Así funciona la trampa

Fue hace unos cuantos años y casi no lo sintió llegar.
Cuando abrió los ojos aquello saltó sobre él, cortándole la
respiración. Drenándole la vida en medio de toda aquella oscuridad.

Cuando sólo le quedaban fuerzas para escuchar, eso habló.

Escúchame, mago. En los días que vienen todos irán olvidando.
Olvidarán su papel en la guerra invisible e incluso la misma guerra.
La cambiarán por cosas cotidianas que serán puestas ante ellos para
ocuparlos, apartándolos de su verdadera función.

Te quedarás solo.

El mejor traidor es aquel que grita que ha sido traicionado.
Y eso es justo lo que va a pasarte.

Vas a ser el único mago que quede en pie. Recogerás los dones que has
otorgado, y lo harás desde la distancia, para no caer también en la
trampa que va a privarte de tus compañeros.

No vas a aclarar todas las confusiones que van a sucederse, una detrás
de otra, porque eso te apartaría de tu verdadero cometido, y, como
sabes cual es tu lugar, vas a hacer el máximo sacrificio y dejarás que
todo esto ocurra, porque es tu deber.

Aire, un poco de aire, tan sólo un poco�?�

El precio, mago, será verlos desde lejos, hundidos en la trampa que
los apartará de la victoria por la que están luchando sin saberlo; en
esa guerra en la que tú los diriges entre risas, entre lo bueno y lo
malo, protegiéndolos siempre de la locura que en realidad afrontan;
esa de la que nunca les has hablado.

Tú, mago, te quedarás solo.

Ellos tendrán cada vez más cosas en el espejismo y eso les hará
imposible volver a la guerra invisible. En sus cabezas será un algo
borroso e impreciso, un error, algo que nunca sucedió.

Así funciona la trampa, y uno de los tuyos arrojará al resto.

Tú, que has aprendido a poner tus cosas entre ambas partes, que sabes
dar sentido al espejismo para traerlo a la guerra, que sabes como
llevar ésta al espejismo en las pequeñas cosas que casi no se ven, tú,
que no deberías de existir, no caerás en la trampa y vivirás para
verlos caer a todos en ella.

Ellos, sin embargo, no podrán recordar la sensación de los dones, la
época de lo verdadero, en el campo de batalla invisible, donde has
hecho que cada palabra, cada gesto y cada lágrima sea un arma lanzada
contra este invasor que va a terminar venciéndoles desde dentro. Por
eso estoy aquí, contándote esto. Porque tu pequeña rebelión ha
terminado y ahora las normas las ponemos nosotros, como siempre debió
ser.

Vas a luchar solo, mago, arderás con todos los dones que ahora
mantienes repartidos; permanecerán en tu interior, haciéndote más
peligroso que ninguno de ellos y, al mismo tiempo, quemándote. Esa es
tu condena, mago; vamos a hacerte tan fuerte como lo somos nosotros,
pero, para equilibrar la balanza, vas a luchar solo.

Como enemigo, lo mínimo, es avisarte.

Dijo todo eso y se fue, como una pesadilla en mitad de la noche.

Fue hace unos cuantos años y casi no lo sintió llegar.
Y, aun así, todo se cumplió.

Hoy los observa; fuera del campo de ilusión en que están sumergidos,
invisible a sus ojos. Consciente de que sólo pueden ver los recuerdos
e interpretaciones que aquello puso en sus cabezas. Aunque lo tuviesen
delante, no podrían verlo.

Así funciona la trampa.
Y es ineludible.

Podríais haber cambiado todo, dice, podríais haber cambiado la forma
en que son todas las cosas y ni siquiera podéis recordarlo.

Porque unos nacen en la guerra, y caminan el espejismo, buscando
aliados, y otros nacen en el espejismo, vislumbran la guerra y deciden
olvidarla. A ella y a todo el que nace y vive en ella.

Como si en realidad hubiese otra cosa.
Como si no fuesen bajas de una batalla que ya no pueden recordar.
Como si él no lamentase su pérdida, todos y cada uno de los pequeños
momentos de tregua que nunca jamás duran una vida.

Así funciona la trampa.
Así es la guerra invisible.

¿No lo recuerdas?

TrackBack

TrackBack URL for this entry:
https://www.tormentasenlamente.org/mt/mt-tb.cgi/121

Comments

Me ha gustado mucho este escrito, me gusta casi todo lo que te leo, pero este me ha gustado de otra manera, de una manera un poco triste.
No sé porqué, pero la canción "Roads", de Portishead, ha sido lo primero que se me ha venido a la cabeza al terminar de leerlo.

Sigo tu blog casi a diario y no se por que, pero me encanta casi todo lo que escribes, sigue asi!!

Post a comment

(If you haven't left a comment here before, you may need to be approved by the site owner before your comment will appear. Until then, it won't appear on the entry. Thanks for waiting.)